Juego de Blogueros 2.0: ‘Focaccia fina de tomate, cebolla y olivas negras’

Buenos días. Hoy en el blog, una riquísima receta: mi receta de focaccia. Pero, ¿sabéis que es una focaccia? Para los que no hayáis nunca oír hablar de esta delicia, aquí os cuento. Se trata de un típico pan italiano, caracterizado por su forma plana y por estar especiado y contener algunos ingredientes extra en su parte superior. Y me diréis, ¿eso no es una pizza? Pues no, aparte de que la masa de la pizza es muy diferente a ésta, las focaccias no suelen tener queso ni una base de tomate y, además, en lugar de especiarse con orégano se especian con romero o tomillo.

Hay muchos tipos de focaccias y a una focaccia se le pueden añadir infinidad de ingredientes, pero no debemos de dejar de pensar que se trata de una focaccia y no de una pizza. Así que si añadimos muchos ingredientes, por favor no caracterizarla por ese nombre.

También hay focaccias esponjosas y focaccias crujientes. Normalmente, la mayoría de las focaccias son esponjosas con bordes crujientes pero, sinceramente, yo prefiero las que son muy crujientes. Por esa razón siempre intento estirar la masa lo más fina posible y no hacer que leve demasiado entre el tiempo de estirado y horneado, así que una vez estirada la masa, meto la bandeja en el horno.

Por otra parte, a mi parecer, una buena focaccia es aquella a la que se le aprecia el gusto a aceite de oliva desde el primer bocado. Por eso recomiendo usar un buen aceite en la elaboración de la misma y, al ser posible, que sea un aceite virgen extra con sabor intenso. ¡Os quedará de rechupete!

Bueno y ya os cuento cómo la vamos a elaborar. Vamos a hacer una focaccia fina con tomate, cebolla y olivas especiada con tomillo.

Con esta receta participo en el Juego de Blogueros del mes de agosto. Esta vez la receta tenía que tener el tomate como elemento clave y de ahí que pensara que era el momento idóneo para compartir esta receta con todos vosotros.

Como ya os he explicado en otras ocasiones, el reto consiste en elaborar una receta que incluya una fruta o verdura de temporada elegida entre todos los participantes del juego mediante votación. Este mes de agosto hemos participado en el reto los siguientes blogs:

Rosamary: https://alacartemenus.wordpress.com/
Elvira: http://www.asisecomeengranada.com/
Fran: https://cocinaryacomer.wordpress.com/
Fe: http://www.codigosecreto280.com/
Mònica: http://dulcedelimon.com
Rebeca: http://enganchadosalacocina.com/
Inma: http://entre3fogones.com/
Ana N.: https://entreobleasyaloloco.wordpress.com/
Raxel: https://homeandrun.wordpress.com/
Cristina: http://kooking2015.blogspot.com.es/
Silvia K.: http://kuinetes.com/
Leila: http://lanuevacocinadeleila.blogspot.com.es
Ligia: https://losdulcesdeligia.wordpress.com/
Ester: https://losmundosdepiru.wordpress.com/
Silvia R.: https://misdeliciosastentaciones.wordpress.com/
Antxon: http://musloypechuga.com
Noelia: https://noestevezblog.wordpress.com/
Neus: https://rorosacabolas.wordpress.com/
Gisela: https://tuhoradelamerienda.wordpress.com/
Kemberlyn: https://tupperworker.wordpress.com/
Silvia A.: http://unapizcadena.wordpress.com/

Podéis acceder a ellos y ver las maravillosas recetas que nos han traído, esta vez con el tomate como ingrediente clave.

WhatsApp Image 2016-08-27 at 16.41.05

¡Adelante la receta!

Ingredientes

260 g de harina de trigo normal

5 g de levadura seca de panadería

1 cucharadita de azúcar

1 cucharadita de sal

120 ml de agua tibia

50 ml de aceite de oliva virgen extra

Media cucharadita de tomillo seco picado

Medio tomate

Media cebolla

Olivas negras

Procedimiento

Ponemos en un bol amplio la harina junto a la levadura, el azúcar y la sal, y mezclamos. Hacemos un hueco en el centro y añadimos el agua tibia y mezclamos todo con una cuchara de palo. A continuación, en el mismo bol, agregamos un tercio del aceite de oliva y amasamos hasta integrarlo con la masa. Repetimos lo mismo con otro tercio y, después, con el tercio restante. De esta forma haremos que la masa quebradiza del principio se vuelva más blanda y, sobretodo, elástica. Dependiendo de la capacidad de absorción de la harina podremos añadir un poco más de aceite o dejarlo con esa cantidad.

Una vez lista la masa, hacemos una bola en el bol, pincelamos la superficie con un poco de aceite de oliva y cubrimos el bol con papel film. Dejamos reposar la masa durante una hora y media para que la levadura haga su efecto y la masa crezca.

Pasado este tiempo desgasificamos la masa estirándola sobre la bandeja de horno haciendo con ella un rectángulo lo más regular posible de medio centímetro de grosor (con ese grosor quedará súper crujiente, pero podemos variar el grosor para que quede menos crujiente y más esponjosa).

 WhatsApp Image 2016-08-27 at 16.41.07 (1)

Con las yemas de los dedos vamos hundiendo toda la superficie haciendo pequeños hoyos. Pincelamos la superficie con abundante aceite de oliva y esparcimos el tomillo. Colocamos la cebolla cortada finamente y el tomate cortado en rodajas de aproximadamente medio centímetro de grosor. Finalmente añadimos unas olivas negras y un poco de sal gruesa y horneamos durante aproximadamente 30 ó 40 minutos a 180º C, hasta que los bordes comiencen a dorarse y por el centro esté un poco blando. ¡Y listo! Sólo queda cortar unas porciones, servir, ¡Y A COMER!

WhatsApp Image 2016-08-27 at 16.41.09

Espero que probéis la receta porque merece la pena. Un besito 🙂

 

Anuncios

21 pensamientos en “Juego de Blogueros 2.0: ‘Focaccia fina de tomate, cebolla y olivas negras’

  1. Me encanta la focaccia Fran! Por algo creo que hemos cocinado practicamente lo mismo, jeje. La mía es más del tipo esponjosa y el relleno para variar la elaboración tradicional, lo he puesto dentro. Aún así te digo, que tu opción más fina y crujiente es más de mi gusto que la mía, pues las focaccias suelen resultarme un tanto secas y difíciles de tragar, por lo que tu masa, mucho más fina y crujiente seguro que me gustará muchisimo. Una gran receta, besitos!!

  2. ¡Vaya! ¡que pintaza tiene! Muy buena la explicación, no sabía que había dos tipos de focaccia. Sólo he probado la gruesa y me encanta, así que tengo que probar la versión crujiente y ver si me reencanta 😉 Un beso Fran!

    • Curioso, eh?! Pues aún más curioso es que hay focaccias sin levadura y son súper súper crujientes. Tendré que probar esas también. Todas son variantes de la original esponjosa y gruesa, pero todas buenísimaaas 😛 Un besito :*

¡Coméntame!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s