Macarons de chocolate negro

Hoy receta de muerte, así que si no queréis morir de placer os recomiendo que no la hagáis. Os lo juro.

Para los amantes de chocolate, he aquí la mejor receta de todas. Dicho por todos los que probaron estos macarons. ¡SIIIIÍ, LA RECETA DE HOY SON MACARONS DE CHOCOLATE NEGRO! Ese chocolate intenso puro… quién pudiera retroceder en el tiempo para comerme la bandeja entera sin dejar que nadie metiera su mano para coger alguno.

DSCF3484

Gloria, ¡te he pillado! 😛

Como veis esta vez los macarons no están tan lisos como en veces anteriores, pero no quería perder tanto tiempo tamizando… ¡perro de mí!

Pues allá vamos con la receta, que sé que estáis deseando verla.

MACARONS DE CHOCOLATE NEGRO (24 unidades aproximadamente, 48 tapas)

INGREDIENTES

110 g de almendras molidas

200 g de icing sugar

40 g de azúcar blanco

2 cucharadas de cacao en polvo puro sin azúcar

3 claras de huevos medianos (100-110 gramos de clara)

IMG_20140812_141328

PROCEDIMIENTO

Batimos a punto de nieve las claras de huevo con el azúcar blanco, hasta que quede un merengue ni muy líquido ni extrafirme. Llegados a este punto añadimos las almendras molidas, el icing sugar y el cacao que habremos tamizado todo al menos dos veces por un tamiz fino, e incorporamos todo bien con movimientos envolventes.

Echamos esta mezcla semilíquida en una manga con boquilla redonda y realizamos círculos de cinco centímetros de diámetro sobre un papel de horno.

IMG_20140812_141230

Dejamos reposar los círculos en el papel durante 30 minutos aproximadamente. Pretendemos que se seque la capa exterior de estos círculos antes de introducirlos en el horno. Esto hará que la parte de fuera sea crujiente y la de dentro esponjosa, ¡uhhm!

Comprueba entonces que es el momento adecuado para meterlos en el horno, tocando con el dedo uno de los círculos y observando que no nos manchamos.

¡Y al horno! 175ºC con horno precalentado durante 10 minutos. Comprueba que están hechos si al tocarlos no se hunden.

Saca la bandeja del horno y deja los macarons reposar una hora antes de despegarlos del papel. En esa hora hay tiempo de sobra de hacer la crema. ¡Vamos allá!

IMG_20140810_142715

GANACHÉ DE CHOCOLATE NEGRO

INGREDIENTES 

200 ml de nata para montar (35% materia grasa)

200 g de chocolate negro de cobertura

PROCEDIMIENTO

Ponemos la nata al fuego y, una vez suficientemente caliente pero antes de que llegue a hervir, retiramos del fuego, añadimos el chocolate finamente troceado y removemos hasta que quede homogéneo.

IMG_20140812_141145

Añadimos la mezcla en un bol y lo cubrimos con papel film de manera que éste toque totalmente la superficie del chocolate. Dejamos media hora a temperatura ambiente y, después, a la nevera por cuatro horas mínimo para que gane consistencia. Quedará de la consistencia de la nutella, incluso más sólido. (Me encanta comerme ese chocolate a cucharadas, #másbuenonolohay)

¿CÓMO RELLENARLOS?

Deja el ganaché un rato fuera de la nevera hasta que podamos introducirlo en una manga con boquilla redonda y rellénalos.

Increíbles, de verdad.

Espero que esta receta os haya requeteencantado! 🙂

Muchos besos amacaronados a todos :*

DSCF3481

Macarons de limón

¡Buenaaas tardes! Hace algo más de una semana que no escribo nada en el blog y ya va siendo hora de que preparéis unos ricos macarons para merendar.

 IMG_20140503_114112 - copia (2)

Sé que no es una receta fácil, muchos intentos he tenido que hacer para que me salgan medio decentes, y creo que es por ello por lo que me gusta tanto hacerlos. ¡Se trata de un reto personal! Y quiero mejorar y mejorar hasta que me salgan ¡perfeeectos!

No quiero acordarme de la primera vez que los hice… Supe entonces la verdadera importancia de la expresión «movimientos envolventes» y la utilidad de elaborar un merengue  ni muy líquido ni extrafirme. Dos claves cruciales en la elaboración de macarons.

Al principio, la primera vez que hice la receta, pensaba que no me iba a salir nada y, sin embargo macarons salieron. Pero la verdad que seguí demasiadas pautas: envejecer las claras de los huevos dejándolas varios días en la nevera, tamizar el azúcar y la almendra muchas veces para que no aparezcan macarons granulentos, tener muchísimo cuidado al montando las claras para que no bajen luego, etc, etc, etcétera! Y esta vez he pasado. Esta vez solo he tamizado una vez y atención: ¡CLARAS RECIÉN COMPRADAS! Sin envejecer ni nada. Comprar, cascar, separar y montar. Y atención de nuevo: ¡NO ESPERÉ EL TIEMPO DE SECADO! Directos al horno.

Sé que no es bueno hacer estas cosas, improvisar tanto, pero cuando se tiene prisa… sí, cuando se tiene prisa mejor no hacer nada…… ¡pero quería macarons!

Y yo aquí hablando de macarons y sin saber si sabéis lo que realmente son. Bueno empecemos con un poco de historia.

Los macarons son un tipo de galleta tradicional francesa hecho de clara de huevo, almendra molida, azúcar glas y azúcar. De origen italiano, el macaron pasó a Francia en el Renacimiento, cuando la reina Catalina de Médici los quiso ofrecer en la boda del duque de Joyeuse en París en 1581. Este habría llevado la receta al pueblo de Joyeuse, en el actual departamento francés de Ardèche, donde se sigue confeccionando bajo el nombre de «macaron de Joyeuse».

IMG_20140502_194210

En el siglo XIX se empezaron a unir de dos en dos con un relleno entre medio. Los macarons se hacen de una amplia variedad de sabores, según la confitería y la época del año. Los macarons actuales son pastelitos hechos de dos galletas y una crema o ganache entre ambas.

FUENTE: Wikipedia

Una vez ya sabéis un poco más sobre ellos, allá vamos con la receta.

Aunque yo no usé claras envejecidas, os lo recomiendo (a ver si os va a salir mal y me echéis la culpa, aunque digo que a mí me quedaron bien).

RECETA DE MACARONS DE LIMÓN

(35 macarons pequeños, 70 tapas aproximadamente)

IMG_20140503_114112

INGREDIENTES

– 110 g de almendras molidas o harina de almendras

– 3 claras de huevos medianos (unos 120 g de claras)

– 40 g de azúcar blanco

– 200 g de icing sugar

CONSEJOS SOBRE LOS INGREDIENTES

  • Todos los ingredientes deben estar a temperatura ambiente
  • Las claras de huevo no deben ser pasteurizadas. Debemos separar las claras de las yemas de dos a tres días antes de la elaboración de esta receta y conservarlas en el frigorífico tapadas con papel transparente. Esto hará que las claras envejezcan, es decir, pierdan parte de su humedad.
  • La almendra molida o harina de almendras debe ser muy fina, debe ser polvo. Para ello tamiza la almendra con el icing sugar al menos dos veces.

PROCEDIMIENTO

  1. TAMIZADO. Tamizamos por dos veces la harina de almendras con el icing sugar y reservamos.
  2. MERENGUE. Batimos a punto de nieve las claras con el azúcar blanco, hasta lograr un merengue ni muy líquido ni extrafirme (picos blandos). Una vez estén así añadimos unas gotas de colorante amarillo en gel y NO movemos para no bajar las claras.
  3. MOVIMIENTOS ENVOLVENTES. Por último añadimos lo que habíamos tamizado previamente y mezclamos con movimientos envolventes, de forma muy suave e intentando que el color amarillo sea homogéneo en toda la mezcla.
  4. ¡UN POCO DE MANGA PASTELERA! Llenamos la manga pastelera con la mezcla y utilizamos una boquilla redonda para llenar los círculos de nuestro tapete o hacer círculos sobre un papel de horno.
  5. PERÍODO DE SECADO. Dejamos reposar la masa de 30 min a una hora a temperatura ambiente. Transcurrido este tiempo debemos comprobar que no nos manchamos al tocar la superficie del macaron con el dedo. Esto hará que se forme una costra crujiente cuando los horneemos.
  6. PERÍODO DE HORNEADO (con el horno precalentado). Ahora horneamos a 175ºC durante 10 minutos calor arriba y abajo.
  7. Esperamos a que estén a temperatura ambiente y rellenamos con LEMON CURD. (Pulsa para ver la riquísima y fácil receta de esta crema de limón.) Y macarons listos, pero aún no nos lo comemos. Tenemos que esperar.
  8. ¡A ESPERAR UN POCO MÁS! Sí, llegó el momento en el que deseamos hincarle el diente a uno de los macarons. Puedes hacerlo, ¡hazlo que te veo ansioso! Pero te digo que están mucho mejores al día siguiente, cuando ha asentado la galleta y ha cogido el sabor de la crema.

 IMG_20140502_194311

Y se acabó, una receta con un poco más de dificultad que la habitual, pero con un resultado estupendo. ¡Quiero hacer más macarons!

IMG_20140503_114144

 Espero que os haya gustado la recetita y nos vemos muy pronto. ¡Un beso!

Macarons de praliné

Por fin he hecho unos macarons. ¡Ya era hora! La verdad que siempre he tenido muchas ganas de hacer esta receta, pero la mala fama que tienen esta pequeñas galletitas ha hecho que tardase tanto en hacer esta receta. Es una receta complicada, con alguna que otra dificultad, pero una vez consigas hacer unos macarons y te salgan bien y tan buenos como estos querrás hacer más y más… ¡Es que están de muerte!

Antes de hacer la receta nunca había probado unos macarons. Por esa razón, cuando terminé de hacer los macarons y los probé me dije… ¿y cómo sé yo si esto me tenía que salir así, si no sé a qué saben unos macarons, ni cómo es su textura ni nada de ellos? Al menos la forma era la correcta, o más o menos, porque salieron macarons de todas las formas y todos los tamaños.

¿CÓMO ME DECIDÍ A HACERLOS, POR FIN? Esto fue porque entré en una tienda china y vi un tapete de silicona para macarons, lo compré y me entraron muchísisisisisisisimas ganas de estrenarlo.

Bueno, vamos allá con la receta.

INGREDIENTES

  • 90 g de almendras molidas o harina de almendras
  • 3 claras de huevos medianos (unos 120 g de claras)
  • 40 g de azúcar blanco
  • 200 g de icing sugar

CONSEJOS SOBRE LOS INGREDIENTES

  • Todos los ingredientes deben estar a temperatura ambiente
  • Las claras de huevo no deben ser pasteurizadas. Debemos separar las claras de las yemas de tres a cuatro días antes de la elaboración de esta receta y conservarlas en el frigorífico tapadas con papel transparente. Esto hará que las claras envejezcan, es decir, pierdan parte de su humedad.
  • La almendra molida o harina de almendras debe ser muy fina, debe ser polvo. Para ello tamiza la almendra con el icing sugar al menos dos veces.

PROCEDIMIENTO

  • Tamizamos por dos veces la harina de almendras con el icing sugar y reserva.
  • Batimos a punto de nieve las claras con el azúcar blanco. Una vez estén las claras a punto de nieve podremos añadir el colorante y mezclaremos con movimientos envolventes para no reducir el volumen.

wpid-IMG_20140322_143007.jpg

  • Por último añadimos lo que habíamos tamizado previamente y mezclamos de nuevo con movimientos envolventes.
  • Llenamos la manga pastelera con la mezcla y utilizamos una boquilla redonda para llenar los círculos de nuestro tapete.

wpid-IMG_20140322_153041.jpg

  • Dejamos reposar la masa 30 minutos a temperatura ambiente. Transcurrido este tiempo debemos comprobar que no nos manchamos al tocar la superficie del macaron con el dedo. Esto hará que se forme una costra crujiente cuando los horneemos.
  • Ahora horneamos a 175ºC durante 10 minutos calor arriba y abajo. (Horno precalentado) ¡Y TA CHÁN! ¡LISTOS!

wpid-IMG_20140322_162257.jpg

PROBLEMAS TÍPICOS

  • ¿Por qué la superficie de mi macaron tiene granitos y no es lisa? No has tamizado bien la almendra molida con el icing sugar.
  • ¿Por qué mi macaron está hueco? Has batido en exceso la mezcla y ha perdido la esponjosidad de las claras.
  • ¿Por qué mis macarons están tan pegajosos, chiclosos? Una vez hechos no los has dejado reposar. Antes de rellenarlos con la crema déjalos un día que sequen por completo.

Más problemas típicos en este vídeo:

INGREDIENTES PARA LA BUTTERCREAM DE PRALINÉ

  • 150 g de mantequilla sin sal (pomada)
  • 225 g de icing sugar (tamizado)
  • 2 cucharadas de praliné en pasta de la marca HOME CHEF

Procedimiento similar al de elaboración de buttercream en cupcakes.

MIS PROBLEMAS

  • PRIMER PROBLEMA: No conseguía tamizar la almendra molida, o la almendra molida que había comprado era muy gruesa o mi tamiz demasiado fino. Pude llevarme aproximadamente veinte minutos tamizando, y no es broma. La próxima vez optaré por la harina de almendra.
  • SEGUNDO PROBLEMA: La mezcla era tan líquida que al abrir la manga pastelera se me salió todo. Menos mal que tenía debajo el bol y pude recuperarla. Opté por quitarle la boquilla que me había comprado expresamente para los macarons y rellenar una nueva manga y cortarse (sin ninguna boquilla) un pequeño orificio en su extremo. Así me resultó mucho mejor repartir la masa por el tapete de silicona.
  • TERCER PROBLEMA. Algunos macarons explotaron y supongo que fue porque en algún momento se escaparía calor del horno.

wpid-IMG_20140322_160748.jpg

  • CUARTO PROBLEMA. Algunos macarons se quedaron crudos y no los pude despegar bien del tapete, supongo que por la misma razón de antes. Tendré que hacer experimentos con los macaron y el horno para dominar esto a la perfección.

wpid-IMG_20140322_150826.jpg

Y ya no hay más problemas, no sobró ninguno, todos estaban buenísimos y, para ser la primera vez, creo que me ha salido muy bien.

Yo separé la mitad de la mezcla. A una mitad le añadí cuatro cucharaditas de cacao en polvo puro sin azúcar (tamizado) y a la otra mitad colorante rosa en gel.

Una vez rellenos, que aquí sí que pude estrenar la boquilla redonda, quedaron así:

wpid-IMG_20140323_181732.jpg

wpid-IMG_20140323_181700.jpg

La verdad que me asombré con el resultado. Quitando algunos que quedaron mal, el resto, que fue la mayoría, salieron con su pie característico (en los macarons rosa con el pie mucho mayor, no sé por qué), su superficie crujiente y lisa y un sabor perfecto. La crema de praliné quedó genial.

Y, cómo no sabía si los verdaderos macarons tenían esa textura, se los di a probar a una amiga que los había comido en Francia y sí, ¡LO CONSEGUÍ! ¡Qué felicidaaaaaaaaaaaaad!

Si sigues a rajatabla estos consejos que te he dado e intentas no cometer mis errores te saldrán unos macarons geniales 🙂

Un dulce saludo a todos 🙂